Palabras a la entrega del premio Picota

Palabras a la entrega del premio Picota

Bueno, el premio Picota es dado a aquellas personas que han hecho algo importante por nuestra localidad. Ya sabeis que en la entrega del premio la concejala de Cultura decidió dar este premio en privado, y aquí os dejo las palabras que me salieron al recibirlo.

Cuando me dijeron que me habían concedido el premio picota una pregunta me vino a la cabeza, ¿ Qué he hecho yo positivo?
Indudablemente, la primera respuesta es la de haber contribuido a fomentar la cultura de nuestra localidad, acercando la Danza y la Música a sus habitantes, pero me parecía una razón poco importante para recibir un premio de esta categoría.
Me siento muy orgullosa, pero lo miro con humildad, pues me siento una mera transmisora de la Danza, la he traído a nuestra zona de una manera honesta, profesional y respetuosa, y es entonces cuando encuentro la verdadera razón: la Danza es hoy en día un verdadero valor para nuestra sociedad y vida, y Jaraiz de la Vera, conocedora de esta valía me hace llegar este reconocimiento que recibo complacida y satisfecha.
La vida es un baile, todo gira y se mueve con un perfecto movimiento, el mundo gira con una matemática exacta, en armonía, el mundo Danza el baile de la vida. El baile es la vida que en un momento de tiempo, en un compás perfecto llamado música entra en armonía con el universo. En el mundo antiguo era una asignatura tan importante como las matemáticas, un privilegio de los sabios, con la Danza lograban la perfección del espíritu, la conjugación perfecta del cuerpo, de la mente y de las emociones.
El baile forma parte de nuestra existencia emocional, pero vivimos con otras falsas necesidades y por eso a la danza no se le da la importancia que se merece.

Agradezco este premio a todos los que han pasado por mi carrera dejando su huella,
· mi familia, por su apoyo incondicional,
· mis alumnos y sus familias que han permanecido a mi lado con sacrificio y constancia
· a las instituciones que han creido en mi,
· al público Jaraiceño, mi favorito, por su interés
· a muchas personas que tienen nombre y apellidos que han aportado, algunos su granito de arena y otros una gran montaña.

Son 17 años de trabajo aquí, y jamás pensé que lo que empezó siendo un cursillo de verano se convertiría en una escuela de Danza, en una compañía de baile de prestigio, en que nuestro Jaraiz sería un punto de referencia de la danza en Extremadura y camino de serlo a nivel nacional. Que de la escuela que dirijo, hayan salido bailarines profesionales y profesores de Danza que siguen contribuyendo al éxito de nuestra escuela de Jaraiz.

Aún queda mucho trabajo por delante, esto solo termina de empezar y no voy sola, venís muchos conmigo, juntos vamos a seguir encontrando nuevos horizontes y metas por las que luchar.

Dedico este premio a mi familia, a mi hijo, mi marido, mis hermanos y en especial a mis padres, gracias por vuestro apoyo.
Cuando bailo se detiene el tiempo, quiero desaparecer, me desnudo de mi cuerpo y llego a ti invisible.
Sólo cuando bailo es ahora, y nunca más, un momento irrepetible.
Mónica Tello