Un encuentro ... lleno de magia