21 mayo 2009

Gitanadancer





Gitana Dancer
Obra ganadora del Certamen Chivas Art 2005 nacional

Un espectáculo que fusiona el exotismo de la fantasía oriental y la fuerza y pasión del flamenco reduciendo a una unidad armónica danza árabe y flamenco.
En esta aproximación surge el amor que propicia una danza desinhibida de toda barrera cultural.


Esta es la historia que une pasado y presente, es la historia de lo imposible, es la historia de una princesa del siglo VII que vivía en... el sitio no importa, era la princesa de un reino, no importa cual, lo más importante es que era la princesa del corazón de un hombre.


A su alrededor tenía todo aquello que podía hacer feliz a cualquier mujer, aun así ella vivía en el desierto de su corazón.


Un atardecer danzó y danzo hasta quedar profundamente dormida y en sus sueños fue hechizada por un grupo de gitanas que la llevaron al país del amor y durante horas soñó y vivió su único amor.


En el siglo XXI vivía un hombre de raza gitana, apasionado hasta los limites que amaba a una princesa árabe del siglo VII, era la dueña de su corazón y la amaba tanto que nada impedía amarla, ni siquiera el tiempo.

La magia de un atardecer les unió en un viaje imaginario. Se amaron tan solo una tarde pero su amor fue tan intenso que duro para siempre.


Esa gitana que vivió en el siglo VII, princesa árabe era gitanadancer, la princesa del corazón gitano.


Se amaron siempre pero no se conocieron nunca. El amor es así, caprichoso, impredecible, abstracto.

Media naranja, tal para cual, pero ese amor esta vez no coincidía en la misma época, ¿crees que importa?, A veces un instante vale mas que toda una vida, sobre todo si en ese instante logramos alcanzar la felicidad. Por eso gitanadancer que vivió la plenitud del amor pudo vivir de ese momento, y aunque ella no vivió en el siglo XXI, ellos se volvieron a encontrar en un lugar donde el tiempo no existe, porque ¿ qué es el tiempo? A veces un minuto puede pasar rápido y veloz, y a veces un minuto puede durar eternamente, quizá depende de la satisfacción con la que vivamos cada momento de nuestra vida.